Composición

Principales ingredientes y principios activos del tratamiento

Los principios activos del tratamiento se basan en péptidos y extractos naturales.

PÉPTIDOS

Los péptidos son moléculas que se encuentran habitualmente en la naturaleza y de funciones muy variadas tales como antibiótico, regenerante, neurotransmisor para la producción de colágeno, antioxidante, etc.
Pulsa aquí para obtener una amplia información de lo que son los péptidos.

Imagen quimica

  • ARGIRELINE®

    Diseñado específicamente para luchar contra las arrugas de expresión, presenta una eficacia significativa y contrastada frente a la formación de arrugas. Ha supuesto una verdadera revolución cosmética.

  • MATRIXYL®

    Consigue doblar la cantidad de colágeno en la piel, revirtiendo así los efectos de la edad de modo espectacular siendo responsable de conservar y reparar el tejido cutáneo. También acelera la curación de heridas en la piel.

  • TRIPÉPTIDO DE COBRE ( GHK-Cu )

    Redensifica la piel por estimulación de la biosíntesis de los componentes de la matriz extracelular estrechamente vinculados a la firmeza y a la densidad de la piel.

 

EXTRACTOS NATURALES

  • Fruta del árbol oriental de la pasa

    hovenia-dulcis

    Es un ingrediente patentado contra el envejecimiento y con efecto blanqueador de la piel.

  • Té verde, cafeína y beta-glutano

    Favorecen la circulación de la sangre descomponiendo la grasa innecesaria y definen el óvalo facial manteniendo la piel flexible.

  • Hierbas verdes de 8 plantas diferentes

    Madreselva (1), Paeonia Albiflora (2), Sophora Angustifolia (3), Scutellaria Baicalensis (4), Rhus Semialata (5), Camelia Sinensis (6), hojas de melocotón, hojas de ginkgo (7).
    Muy eficaz en el cierre de los poros consiguiendo aumentar la microcirculación en la piel.

 

Notas:

(1) Madreselva, Lonicera japonica: Su flor es de alto valor medicinal en la medicina tradicional china. Tiene propiedades antibacteriales y antiinflamatorias, y es usada para disipar calor, y remover toxinas.
(2) Paeonia Albiflora (Lactiflora): Es una hierba medicinal en la medicina tradicional china. La raíz se usa para reducir la fiebre y como analgésico, sobre heridas para la hemorragia y previene infecciones. También tiene efectos antiespasmódicos registrados en la Farmacopea Japonesa.
(3) Sophora Angustifolia: Árbol del paraíso (Elaeagnus angustifolia), tipuana (Tipuana tipu), acacia de Japón (Sophora japonica), almez (Celtis australis).
(4) Scutellaria Baicalensis: Es usada como antipirético, estimulante de las defensas, bacteriostático, antivírico, citostático, anti leucémico, antiinflamatorio y antieczematoso. Dispersa el calor y la humedad de los pulmones.
(5) Rhus Semialata: Planta herbácea originaria de Japón y China, en cuyos frutos se forman, por acción de los insectos, unas pequeñas vejigas o agallas en cuyo jugo abundan compuestos químicos como los taninos. Aporta grandes beneficios cosméticos para la piel, como reafirmación y alisamiento superficial, el control de la secreción sebácea, el control de la transpiración, efecto anti-irritante, anti-inflamatorio y hemostático.
(6) Camellia Sinensis: También, Planta de Té. Los extractos de té y la teína se suele emplear tópicamente, al igual que la cafeína, en cremas y geles para reducir las adiposidades locales.
(7) Ginkgo Biloba: De las hojas del ginkgo se obtiene un extracto que posee flavonoides (ginkgoloides y heterósidos) que al ingerirse aumentan la circulación sanguínea central y periférica, y como consecuencia se hace más eficiente la irrigación de los tejidos orgánicos. Esto beneficia a las personas en edad madura y senil, ya que sus organismos pierden capacidad para irrigar adecuadamente los tejidos (especialmente el cerebro y eso provoca la pérdida de memoria, cansancio, confusión, depresión y ansiedad). El consumo de Gingko aminora estos síntomas y además también hace más eficiente la irrigación en el corazón y las extremidades.